Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Noticias

Comienza el contenido principal

Sistemas fotovoltaicos de conexión a red

16 de marzo de 2017

Un SFCR es un sistema que tiene como objetivo producir energía eléctrica (a partir de la radiación solar) en condiciones adecuadas para poder ser inyectada en una red eléctrica convencional.

Los sistemas fotovoltaicos suelen clasificarse en tres grandes grupos:

  • Conectados a Red (grid connected), SFCR
  • Autónomos (off-grid)
  • De bombeo

En este artículo, únicamente vamos a considerar los sistemas de conexión a red y una de sus subdivisiones (las plantas sobre el suelo).

Sistemas Fotovoltaicos de Conexión a Red (SFCR)

  • Los SFCR tienen la función de producir energía eléctrica que es inyectada íntegramente en la red convencional.
  • No necesitan incorporar equipos de acumulación de energía, puesto que no tienen que atender ninguna demanda directa de consumo.
  • Un SFCR se compone del generador fotovoltaico, un inversor DC/AC y un conjunto de protecciones eléctricas.

El equipo inversor compatibiliza la potencia producida por el generador fotovoltaico a las condiciones de la red eléctrica convencional.

Estos sistemas (los conectados a red) pueden a su vez ser divididos en sistemas instalados sobre suelo y sistemas en edificación.

  • Los sistemas sobre suelo,  concebidos exclusivamente para producir energía, suelen superar los 100kW de potencia.
  • Los sistemas en edificación son sistemas más pequeños que los instalados sobre suelo, normalmente de potencias inferiores a los 100 kW. Frecuentemente más complejo que el de un SFCR sobre suelo.

Los SFCR sobre suelo:

Tienen como objetivo maximizar la producción energética anual del sistema con el menor coste y la menor ocupación de terreno posible. Se suelen clasificar en:

  • Sistemas ESTÁTICOS, con una inclinación y orientación fija.
  • Sistemas DE SEGUIMIENTO, que varían la posición del generador a lo largo del día y año para maximizar la radiación efectiva incidente.

Existen distintas modalidades de sistemas de seguimiento:

  •  Doble eje, que consigue apuntar al sol con precisión a lo largo de todo su recorrido.
  •  Seguimiento acimutal, que sacrifica un movimiento (inclinación del generador) para conseguir sistemas más económicos. Su uso está decreciendo en comparación al método de doble eje.
  • Seguimiento polar. El único eje sobre el que se produce el giro está inclinado de forma paralela al eje de rotación de la Tierra, consiguiendo que el generador aparezca al sol como perpendicular a sus rayos durante gran parte del recorrido. No obstante, las complicaciones estructurales y dificultades de su implantación han provocado que su uso sea ocasional.
  • Seguimiento horizontal con eje Norte-Sur. Sus ventajas son la sencillez y estabilidad estructural, la facilidad de motorización, así como el mejor aprovechamiento del terreno en relación a un sistema de doble eje.

Fin del contenido principal