Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Observaciones de la UE al plan energético español. Hacia la convergencia energética europea

01 de julio de 2019

La UE responde al PNIEC  (Plan Nacional Integrado de la Energía y el Clima) enviado por el Gobierno español.

La Comisión Europea publica el 21 de diciembre 2018, el Reglamento (UE) 2018/1999  sobre la gobernanza de la Unión de la Energía y de la Acción por el Clima.

En él se recogen las bases para configurar los planes (PNIEC: Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima) que cada uno de los estados miembros deberán presentar a la Comisión Europea.

Objetivos vinculantes (para el 2030) para la Unión de la Energía y de la Acción por el Clima, son:  

1. 40% de reducción de emisiones
2. 32% de consumo final de renovables

Objetivos indicativos:

1. 32,5% de eficiencia energética
2. 15% de capacidad de interconexión.

El 22 de febrero del 2019, el gobierno publicó los documentos relativos a la legislación que constituyen el Marco Estratégico de Energía y Clima, pilar básico de la transición energética de nuestro país. Permanecieron  bajo consulta pública hasta el 1 de abril.

Integrantes del Marco Estratégico son:

A) El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Se trata del documento-respuesta a la Comisión Europea, al requerimiento hecho a todos los países miembros, comprendiendo el periodo de 2021-2030 y tendente a cumplir los acuerdos de descarbonización de París.

“El plan sienta las bases para la modernización de la economía española, el posicionamiento de liderazgo de España en las energías renovables, el desarrollo del medio rural, la mejora de la salud de las personas y el medio ambiente, y la justicia social”.

El documento Borrador del PNIEC español enviado a la Comisión el 22 de febrero del 2019 se puede ver en el siguiente link. 

En anterior artículo de estas páginas, ya remitimos al artículo titulado “10 claves para un buen Plan Nacional Integrado de Energía y Clima”, de Javier García Breva: “El PNIEC ha de establecer los objetivos nacionales, medidas previstas, barreras e impactos en la competitividad en las cinco dimensiones de seguridad energética, mercado interior, eficiencia energética, descarbonización e investigación, innovación y competitividad”

B) La Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Recientemente se publicó el informe elaborado por la Comisión de Expertos  de Transición Energética, creada por el Consejo de Ministros en su reunión de 7 de julio de 2017, así como un  informe resumen editado por la UNEF .

C) La Estrategia de Transición Justa y la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-20124. A ellas ya aludimos en anterior artículo. 

El 18 junio del año en curso la Comisión Europea responde, al PNIEC enviado por el gobierno español, con una serie de observaciones, recomendaciones y otros resultados de su evaluación. Una reescritura del PNIEC atendiendo a estas observaciones de la Comisión deberá reenviarse de nuevo antes de final del 2019.

Extractamos literalmente (de las siete páginas que constituyen la respuesta de la Comisión) algunas de las recomendaciones/observaciones de la Comisión, para la mejora del documento:

1: Demostrar también que han tenido debidamente en cuenta el principio de «primero, la eficiencia energética», explicando en particular cómo contribuye la eficiencia energética a alcanzar de forma rentable los objetivos nacionales de una economía hipocarbónica competitiva, de seguridad del suministro energético y de lucha contra la pobreza energética.
2: Existe amplia coherencia en los objetivos dentro de cada una de las dimensiones, así como entre las diferentes dimensiones, en particular las relativas a la descarbonización y a la eficiencia energética.
3: Debe describir también las interrelaciones entre las políticas y medidas previstas y, en la medida de lo posible, cuantificarlas en mayor medida.

Detallar (…) las sinergias entre las dimensiones de descarbonización, seguridad energética y mercado interior y el principio de «primero, la eficiencia energética», explicando cómo contribuye la eficiencia energética a la consecución rentable de los objetivos nacionales de una economía hipocarbónica competitiva y a la seguridad del suministro energético, así como su relación con la lucha contra la pobreza energética.

4: Deben abordarse (…) las interacciones de las políticas previstas en relación con la eliminación progresiva de las centrales de carbón y las centrales nucleares, incluida la estrategia para el uso de las instalaciones del ciclo de combustible nuclear existentes en el país; la incidencia de los riesgos del cambio climático en el suministro energético; y el impacto de la creciente penetración de las energías renovables en el mercado interior.
5: Presentar un análisis global de la posición que ocupa actualmente el sector de las tecnologías hipocarbónicas en el mercado mundial, en el que:

a) se determinarán áreas de solidez competitiva y posibles desafíos.
b) se señalarán objetivos cuantificables para el futuro, así como políticas y medidas para alcanzarlos.
c) se establecerán vínculos adecuados con la política empresarial e industrial.

6: Adoptar medidas para (…) apoyar el gratificante nivel de ambición que supone una cuota de energías renovables del 42 % para 2030 como contribución de España al objetivo de la Unión en materia de energías renovables para ese año.
7: Estudiar más a fondo cómo deberían desarrollarse las medidas actuales para alcanzar sus objetivos de ahorro energético.
8: Seguir desarrollando medidas de apoyo a la consecución de los objetivos de seguridad energética en lo que concierne a la diversificación y la reducción de la dependencia energética, en particular medidas destinadas a garantizar la flexibilidad, y facilitar información sobre el abandono progresivo de la energía nuclear.
9: Perfilar una estrategia y un calendario para avanzar hacia la aplicación de precios totalmente basados en el mercado.
10: Aclarar en mayor medida los objetivos nacionales y los objetivos de financiación en materia de investigación, innovación y competitividad, relacionados específicamente con la Unión de la Energía, que deben alcanzarse de aquí a 2030.
11: Intensificar la buena cooperación regional existente con Francia y Portugal para abordar, en particular, aspectos del mercado interior de la energía y de la seguridad energética, en especial las interconexiones transfronterizas y transregionales.
12: Facilitar más información detallada sobre las repercusiones sociales de las políticas, las medidas y los objetivos previstos y su incidencia en los ámbitos del empleo y de las capacidades (…) abordar las repercusiones en las regiones con un importante consumo de carbón y elevadas emisiones de carbono.
13: Incluir una evaluación específica de los problemas de pobreza energética.

Fin del contenido principal