Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Noticias

Comienza el contenido principal

La energía solar fotovoltaica en el estado de Israel - ישראל מדינת

27 de febrero de 2018

Las energías renovables no son ajenas al reconocimiento que Israel tiene como país líder en alta tecnología e innovación, gracias a su comunidad académica e investigadora.

Constituido territorialmente, como es sabido, tras la segunda guerra mundial, tiene una población de aproximadamente 8.680.000 habitantes a fecha de mayo de 2017 según Jewish Virtual Library

Es un país que triplica, aproximadamente, la media mundial en función del GDP per capita (2010), así como igualmente triplica la media mundial en función del uso per capita de electricidad (2009), según datos de IRENA. RENEWABLE ENERGY COUNTRY PROFILES.  Middle East.  Ed. 2012. Otros datos de su perfil energético nacional son:

En el gráfico siguiente se pueden leer algunas de las variaciones significativas que experimenta la constitución del mix eléctrico israelí en la primera década del siglo XXI.

Quizás la más llamativa resulte ser el incremento del consumo del gas natural desde un 0,04% en el 2000 hasta un 16 % en el 2009. Esto permitió reducir el petróleo desde un 61% a un 47%. Una mejora a efectos ambientales ya que, indudablemente, el gas natural es menos contaminante en la producción de gases de efecto invernadero. El carbón y la turba permanecen, prácticamente,  estacionarios en su consumo, con una ligera disminución del 3% entre las dos mediciones.  Aparece un pequeño esbozo de eólica (0,003% del total), de biogás (0,01%), siendo la Solar entre las renovables la que experimenta un incremento más significativo, pasando –en esta década, desde el 3% al 5% en la composición del mix.  No queda especificado en qué medida correspondería a la fotovoltaica y en qué medida a la solar térmica.

El volumen total de energía primaria está medido en el gráfico en  Petajulios (Petajoules).  Según entendemos, 1 PJ = 1015 joules. Cuando vimos –en anterior artículo del  blog, el volumen de energía chino, lo leímos en Mtoe. Invitamos al lector a un ejercicio de comparación (aproximada) entre el volumen de la energía china (Mtoe) y el volumen de la energía israelí (PJ). Nosotros lo hemos hecho.

Desde la conferencia de Río en 1992, en Israel se han implementado una serie de políticas

destinadas a promover las energías renovables y garantizar la consecución de los objetivos propuestos en estas reuniones internacionales.

En 2015, Israel ratifica el acuerdo de París, antes de la reunión de Marrakech de 2016.  Los objetivos que se propusieron fueron: alcanzar “un 10% en 2020, un 13% en 2025 y un 17% para 2030, de energía renovable  en la generación de electricidad” (Gideon Friedmann).

Las citas de este apartado están tomadas del artículo “PHOTOVOLTAIC TECHNOLOGY STATUS AND PROSPECTS: AN UPDATE” de GIDEON FRIEDMANN, PH.D., TECHNOLOGIES & RENEWABLE ENERGY SECTION MANAGER MINISTRY OF NATIONAL INFRASTRUCTURE, ENERGY & WATER RESOURCES. IEA-PVPS. ANNUAL REPORT 2016. PHOTOVOLTAIC  POWER SYSTEMS PROGRAMME.

 

“Esto incluyó fondos asignados para alentar proyectos de eficiencia energética, para los cuales se estableció previamente un objetivo del 17% de mejora de la eficiencia energética” (…) Igualmente y “a la luz de la continua y rápida disminución en el costo de los sistemas fotovoltaicos, se espera que más del 50% de la energía renovable en Israel provenga del sector fotovoltaico” (G. Friedmann).

A finales de septiembre 2016, EBR (Energy Bussines Review) Power Generation Solar, publica un artículo bajo el titular siguiente: ISRAEL SEEKS BIDS TO DEVELOP 500 MW OF SOLAR CAPACITY, y donde se reseñan los datos siguientes: “Israel planea lanzar una licitación para desarrollar una instalación de energía solar con capacidad de hasta 500 MW (…) Planeado para ser construido en el sur del desierto de Negev (…) el ministerio ha seleccionado 10 grupos para ofertar por una ronda de licitación para construir y operar otra cercana estación fotovoltaica más pequeña de 40 MW, en la ciudad desértica de Ashalim. Se planea completar el segundo proyecto a fines de 2018. Se espera que los dos proyectos contribuyan a los esfuerzos del país  para generar el 10% de su energía a partir de fuentes renovables a finales de esta década”.

En Octubre de 2016 el diario Jerusalem Post se hace eco, con el titular ISRAEL TO BOOST SOLAR ENERGY PRODUCTION, de la noticia: “Tras un congelamiento de dos años en cualquier nuevo desarrollo de energía solar, la Autoridad de Servicios Públicos dijo el lunes que emitirá más de 1.000 megavatios de nuevas cuotas. La nueva potencia está siendo autorizada para garantizar que Israel logre sus objetivos de hacer que el 10% del suministro eléctrico del país sea renovable para 2020, según la PUA” (Sharon Udasin).

Sharon Udasin recoge también algunas opiniones de agentes del sector pronunciándose en el mismo sentido: “la energía solar puede alcanzar el 60% del consumo total de energía del país (…) Todos esperamos que, después de tres años de declive en el mercado solar, comencemos una nueva ruta de energía que sea más limpia y más económica que cualquier alternativa existente en el país". Reseñamos este párrafo  que se hace eco del periodo trienal de detención del mercado solar en el país israelí. Igual lo hace Friedmann: “Las Instalaciones fotovoltaicas en 2016 fueron más bajas que en años anteriores, debido a una detención  en la asignación de cuotas durante 2014-2016, a la espera de una nueva política gubernamental”.

Volvemos al artículo de Friedmann: A finales del 2016, la contribución de las energías renovables se distribuía del siguiente modo: “Aproximadamente 905,6 MW de sistemas de energía PV estaban trabajando a finales del 2016, de los cuales 130 MW se conectaron en 2016 (…) La capacidad RE (renewable energy) global era de aproximadamente 970 MW, de los cuales 22 MW son Biogás, 28 MW eólicos, y alrededor de 7 MW hidro. Vale la pena señalar que 22 MW de energía eólica conectados en 2016, son los primeros en la era moderna”. Los 130 MW instalados durante el 2016 son reseñados igualmente por SNAPSHOT OF GLOBAL PHOTOVOLTAIC MARKETS 2016 (IEA-PVPS), así como los 0,91 GW estimados como acumulados.

Resulta evidente la enorme diferencia contributiva entre la Fotovoltaica y el resto de renovables. Friedman: “La producción de electricidad en general (desde) las energías renovables en 2016 (abrumadoramente PV) se acercó al 2,5%  -1,46 TWh”.

Dicho de otro modo: Las renovables (en su mayor parte FTV con el  94%) constituyen,  a finales del 2016, el 2,5% del total del mix eléctrico israelí. (Aunque queda un tanto lejos de alcanzar el target propuesto –supra- del 5% para 2014).

Por otra parte no hay que olvidar que Israel fue uno de los primeros países en desarrollar e instalar domiciliariamente la energía solar térmica –desde los años 50, como un sistema de calentamiento solar de agua (SWH: Solar Water Heating). Consecuencia de ello es que Israel es a la actualidad líder mundial en el uso de energía solar per capita.

La diferencia de contribución entre la FTV y las demás renovables en estos últimos años respecto al país israelí, queda recogida igualmente en lo datos que suministra la empresa BP:

Otros datos aportados por el artículo de Gideon Friedman respecto a la política energética llevada a cabo por el Gobierno, desde finales del 2016,  son:

“La promesa de una nueva política finalmente se materializó, y el Ministerio de Energía asignó, hacia fines de 2016, una nueva cuota de 1000 MW de proyectos fotovoltaicos para los años 2017-2018, y declaró el año 2017 como el año RE.”

“El apoyo gubernamental se brinda en forma de garantía (FIT) por 20 años. Los FIT varían según la naturaleza del proyecto, el tamaño, el año de instalación y otros parámetros. (…) Los FIT han disminuido considerablemente con el tiempo (…) Para reducir los costos de las instalaciones de RE, Israel ahora está intentando un nuevo sistema de licitación para FIT en proyectos fotovoltaicos medianos y grandes (…)  El primer proceso de licitación de al menos 150 MW (de los 1000 MW mencionados anteriormente) está en curso (a partir de 2017)”.

Continua Friedman: “2015 ha visto una disminución drástica en el costo de la electricidad en Israel (alrededor del 15%), que se mantuvo estable durante 2016. Por lo tanto, la competencia para la energía renovable se ha vuelto más dura (…) Los precios del gas han bajado ligeramente (…) el precio del carbón ha aumentado significativamente durante el segundo semestre de 2016 (…) parece bastante probable que la producción de electricidad a partir de gas aumente a por lo menos 70% en 3-4 años. Al mismo tiempo, el Ministerio de Energía tomó una decisión histórica de cerrar una importante central de carbón, Hadera, con 1 600 MW, dentro de 5-6 años (…) Por lo tanto, es claro que los sistemas fotovoltaicos deben jugar un papel importante en el mix de suministro de producción de electricidad. Esto ciertamente se puede hacer, ya que los costos de electricidad FV están alrededor de la paridad de la red, incluso teniendo en cuenta los costos adicionales necesarios para la copia de seguridad y el equilibrio”.

Finalmente Friedman expresa su opinión sobre los principales beneficios de la implementación de la FTV, que resume en tres:

• Seguridad energética por diversificación: Israel es altamente dependiente en el gas natural.

• Reducción de emisiones.

• Precios garantizados a lo largo del tiempo. Israel está empezando a experimentar con almacenamiento de batería a gran escala, como evidenció el RFI (Request for information) publicado por el PUA (Israel Public Utility Authority for Electricity) para soluciones de almacenamiento de batería en el último trimestre de 2016.

Al mismo tiempo, ahora queda claro que para poder respaldar un alto porcentaje de producción de electricidad a partir de RE variable, se requiere Smart Grid: Red Eléctrica Inteligente: optimización en la gestión de la electricidad utilizando tecnología informática para equilibrar oferta y demanda, producción y distribución.

Para finalizar anotamos las perspectivas 2016-2020 respecto a los mercados globales de PV emitidos por Solar Power Europe, que incluyen a Israel en el lugar 20 de un Top Global que valora las expectativas de incremento para el 2020, estimando un crecimiento de 1.350 MW de nuevas capacidades, lo que sumadas a la capacidad acumulada en 2015 de 870 MW, supondrían un valor de 2.220 MW para 2020.

El desierto del  Néguev y su entorno, constituye la parte más soleada de Israel, razón por la que se ha convertido en localización de la industria solar israelí.

Fin del contenido principal