Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Noticias

Comienza el contenido principal

Kyoto-París. Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España (2ª parte)

03 de julio de 2017

En anteriores artículos, enumerábamos algunos de los indeseables efectos del calentamiento global,  y también nos planteábamos examinar el papel que juega nuestro país, inserto en el contexto europeo, respecto a la gestión de los contaminantes GEI.

Extractamos algunos párrafos del documentado Informe “La transición hacia una economía baja en carbono. Una mirada sobre el sector financiero y el sector alimentario” emitido por Esade: © Diego Andreucci, Heloise Buckland y Daniel Arenas. Abril 2017.

Las temperaturas globales están alcanzado unos niveles récord.
Los tres últimos decenios han sido sucesivamente más cálidos que cualquier decenio anterior desde 1850 (IPCC -Panel Intergubernamental en Cambio Climático de la ONU-, 2014, p. 2).
De los 17 años más cálidos de la historia, 16 pertenecen al siglo XXI, y 2016 ha sido el año más cálido desde que existen registros.
Las temperaturas registradas hasta septiembre de 2016 han sido 0,88ºC más altas que la media del período 1961-1990 y 1,2ºC más altas con respecto a los niveles preindustriales (WMO -World Meteorological Organization-, 2016).
Si no se producen cambios significativos, se prevé que las temperaturas lleguen a aumentar hasta 4,8ºC en el período 2081-2100 con respecto al período de referencia 1986-2005 (IPCC, 2014, p. 10).

Las emisiones antropógenas de gases de efecto invernadero (GEI) son la causa principal del aumento de las temperaturas globales.
Las emisiones de GEI han aumentado significativamente desde la era preindustrial, como resultado del crecimiento económico, y alcanzaron un máximo histórico entre 2000 y 2010 (IPCC, 2014, p. 46).
Desde 1960, las emisiones globales se han multiplicado por cuatro, pasando de 9.400 millones de toneladas (Mt) de CO2 (dióxido de carbono) anuales a más de 36.000 Mt.
Hoy, según los científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, las concentraciones atmosféricas de CO2 y otros GEI son las más altas de los últimos 800.000 años. La concentración de moléculas de CO2 en la atmósfera es actualmente de 400 ppm (partes por millón) y está aumentando unas 2 ppm cada año.

La UE-28 fue inicialmente y lo es aún hoy, un principal agente propulsor del Protocolo de Kioto (1997-2005) y de los Acuerdos de París 2015.

Las reducciones de estos gases (especialmente el CO2, aunque no sólo este) fueron asumidos por los países de esta “vieja” europea de una forma significativa. El compromiso de Kioto fue reducir las emisiones durante el periodo 2008-2012, un 8% respecto de las cifras de 1990.

Entre los países de la UE se acordó “repartir la carga” de la siguiente forma:

  • Alemania: (-21%)
  • Austria: (-13%)
  • Bélgica: (-7,5%)
  • Dinamarca: (-21%)
  • España: (+15%)
  • Finlandia: (-2,6%)
  • Francia: (-1,9%)
  • Grecia: (+25%)
  • Irlanda: (+13%)
  • Italia: (-6,5%)
  • Luxemburgo: (-28%)
  • Países Bajos: (-6%)
  • Portugal: (+27%)
  • Reino Unido: (-12,5%)
  • Suecia: (+4%)

Lógicamente, nos tendríamos que preguntar a la vista de los números anteriores, ¿qué significan los positivos, si hablamos de reducción? Significa que a esos países se les permitió una emisión de GEI, que no superase el (+) % asignado, respecto al año 1990 (año base de la medición). Para España fue del 15% según vimos en gráficos anteriores. Esto es, España no debía superar la cifra equivalente al 15% de 1990.

¿Cuál fue la evolución de los países europeos respecto a estas emisiones GHG?

Vemos que, conjuntamente, entre los 28-UE, se produce una disminución en los 24 años que considera el gráfico (1990-2014).

“En Europa, las emisiones de GEI se han reducido significativamente en los últimos años. Entre 1990 y 2014, bajaron un 19 %”, según registra el anteriormente citado informe de ESADE.

“Las emisiones de CO2 han aumentado un 14% en España desde 1990, mientras que en Europa han descendido un 19%, (…) según un estudio de Esade” informa EFE 05/04/2017.

“Las emisiones del año 2015 se encuentran un 24% por debajo de los valores del año 1990 (reducción de 1.335 millones)”, (para la UE) según informa la Oficina de Cambio Climático de la Generalitat catalana.

El periódico La Vanguardia de fecha 11/06/2017, edita el siguiente gráfico:

Recogemos algunos párrafos del artículo del periódico catalán, firmado por Antonio Cerrillo, comentando el gráfico:

“España es el país de la Unión Europea que más ha incrementado sus emisiones de gases de efecto invernadero entre 1990 y el 2015, según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente”. “En términos absolutos, España es el país comunitario que más ha aumentado sus gases calientes en los últimos 25 años. En el 2015 arrojó a la atmósfera 47,8.

Millones de toneladas de CO2 equivalentes más que en 1990. Le siguen, en este ranking, Portugal (con un aumento de 9,3 millones de toneladas de CO2), Irlanda (3,8 millones), Chipre (2,8) y Austria (0,046). Solamente estos cinco países en la UE han aumentado sus gases, mientras que las otras 23 naciones los han atajado. España absorbe el 75% de la suma de los aumentos de estos cinco países.

En el otro extremo, Alemania (que ha registrado una disminución de 348,9 millones de toneladas de C02) y Reino Unido (-290 millones), presentan los mejores resultados”.

En términos relativos, las emisiones en España crecieron un 16,6% desde 1990, un porcentaje sólo superado por Chipre (50%).

Es decir, que nuestro país, no pudo bajar de la barrera del 15% sobre los valores de 1.990. Quedó, en 2015, con el +16,6% sobre los valores de 1990. Evidentemente, muy lejos de las cifras de Alemania que rebajó en un -27,9% las cifras de 1990. Son muy notables las reducciones conseguidas por Lituania (-58,2), Rumanía (-52,7) y Letonia (-56,8).

Los datos aportados por la REE para nuestro país en la evolución de los últimos seis años de emisiones de CO2, vienen registrados en el siguiente gráfico:

El 60% de las principales empresas en España y Portugal redujeron la “intensidad de carbono” de sus operaciones en 2016. Sin embargo, las emisiones totales de las compañías aumentaron, acabando con una tendencia a la baja de los últimos años en materia de disminución de las emisiones. Esta es una de las principales conclusiones del informe CDP "Climate Change Report 2016”.

Si consideramos la emisión de GEI en nuestro país, por sectores:

“El sector que genera más emisiones en España es el del procesado de energía, es decir, la quema de combustibles fósiles para la obtención de energía, que representa casi el 80 % de todas las emisiones (PWC, 2015, p. 36).

La agricultura es el segundo sector que más emisiones genera (un 11 %, registrando una ligera disminución desde 1990). Estas emisiones se asocian principalmente al metano (CH4) que resulta de la fermentación entérica del ganado y del uso de fertilizantes nitrogenados (N2O, óxido de nitrógeno). Destacan también las emisiones derivadas del tratamiento de residuos, que, aunque contribuyen de forma limitada (menos del 4 %), son las que más han crecido desde 1990 (PWC, 2015, p. 37)”.

Volvemos a Europa

Totales de emisiones de CO2. Uso de combustibles fósiles y procesos industriales
Country
UE-28
1990
Tons
CO2/cap
1995
Tons
CO2/cap
2000
Tons
CO2/cap
2005
Tons
CO2/cap
2010
Tons
CO2/cap
2013
Tons
CO2/cap
2014
Tons
CO2/cap
2015
Tons
CO2/cap
Austria 8.06 8.07 8.33 9.85 9.06 8.78 8.41 8.69
Belgium 11.62 11.99 12.01 11.06 10.17 8.82 8.35 8.58
Bulgaria 9.23 7.13 5.94 6.78 6.54 6.58 7.05 7.47
Croatia 5.25 3.61 4.34 5.18 4.80 4.72 4.75 4.84
Cyprus 5.90 6.54 7.42 7.61 7.19 5.35 5.29 5.29
Czech Rep. 16.65 13.15 12.87 12.44 11.55 10.76 10.52 10.54
Denmark 10.31 11.64 9.98 9.39 8.69 7.76 7.13 6.51
EU28 9.20 8.53 8.42 8.53 7.73 7.18 6.78 6.87
Estonia 23.64 11.79 10.91 13.11 13.92 22.16 21.35 22.29
Finland 11.36 12.14 11.63 11.48 12.54 10.72 9.80 8.81
France 6.70 6.49 6.70 6.70 6.05 5.57 5.05 5.09
Germany 12.92 11.16 10.53 10.22 10.09 10.13 9.59 9.64
Greece 7.71 7.94 8.78 9.39 7.98 6.78 6.46 6.23
Hungary 6.89 5.95 5.71 5.90 5.17 4.67 4.64 4.89
Ireland 9.09 9.55 11.39 11.29 9.03 7.58 7.46 7.81
Italy 7.52 7.64 8.03 8.40 7.10 6.07 5.61 5.90
Latvia 7.63 3.84 3.08 3.58 4.09 3.86 3.93 4.05
Lithuania 9.45 4.09 3.28 4.07 4.30 4.30 4.28 4.34
Luxembourg 30.54 21.74 19.96 23.31 21.95 18.42 18.14 18.05
Malta 6.52 6.40 5.51 6.88 5.99 5.62 5.51 5.62
Netherlands 10.71 11.21 10.82 11.00 11.02 10.09 9.53 9.77
Poland 9.53 9.24 8.15 8.03 8.41 7.88 7.49 7.64
Portugal 4.36 5.26 6.26 6.41 4.92 4.56 4.55 4.91
Romania 7.92 5.72 4.38 4.87 4.05 3.98 4.03 4.16
Slovakia 11.48 8.58 7.88 7.95 7.41 7.05 6.53 6.68
Slovenia 7.67 7.82 7.94 8.88 7.86 7.51 7.35 7.55
Spain 5.87 6.38 7.62 8.35 6.11 5.40 5.31 5.70
Sweden 6.72 7.13 6.63 6.13 5.67 4.62 4.50 4.35
U. Kingdom 10.16 9.48 9.32 9.22 7.87 7.13 6.45 6.16

Fuente: elaboración propia con datos de COMISIÓN EUROPEA. EDGAR (Emissions Database for Global Atmospheric Resarch). http://edgar.jrc.ec.europa.eu/overview.php?v=CO2ts_pc1990-2015

Como procesos industriales se incluyen: producción de cemento, uso de carbonatos de caliza y dolomita, uso no energético de combustibles y otros procesos de combustión, químicos y metales, solventes, desechos y combustibles fósiles.

Se excluyen: la quema de biomasa de ciclo corto (como la quema de residuos agrícolas), la quema de biomasa a gran escala (como los incendios forestales) y las emisiones / remociones de carbono del uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura.

Finalizamos. Reseñamos (en función del tema que aquí consideramos) únicamente los tres primeros objetivos clave del marco para 2030 establecido por la Comisión Europea:

  1. "Un objetivo vinculante de reducción de los gases de efecto invernadero: se pretende REDUCIR LAS EMISIONES UN 40 % POR DEBAJO DEL NIVEL DE 1990 SÓLO TOMANDO MEDIDAS A NIVEL NACIONAL. A partir de 2020 la reducción anual del límite de las emisiones incrementaría pasando del actual 1,74% al 2,2 %. Las emisiones excluidas del comercio de derechos de emisiones deberán ser reducidas en un 30 % por debajo del nivel de 2005 y este esfuerzo deberá repartirse entre todos los Estados miembros. La Comisión invita al Consejo y el Parlamento Europeo a ponerse de acuerdo a finales de 2014 para que la UE se comprometa a llevar a cabo la reducción del 40% a principios de 2015 en el marco de las negociaciones del nuevo acuerdo sobre la lucha contra el cambio climático que se celebrarán en París a finales del 2015.
  2. Un objetivo vinculante en materia de energías renovables a nivel de la UE: LA ENERGÍA RENOVABLE TENDRÁ UN PAPEL FUNDAMENTAL EN LA TRANSICIÓN HACIA UN SISTEMA ENERGÉTICO SOSTENIBLE, SEGURO Y COMPETITIVO. Si se lleva a cabo teniendo en cuenta el mercado y hecho posible el uso de tecnologías emergentes, el objetivo vinculante de alcanzar como mínimo el 27% de energías renovables en 2030 será muy beneficioso en cuanto a las balanzas comerciales energéticas, a la dependencia de fuentes energéticas locales, al crecimiento y a la creación de puestos de trabajo. A nivel de la UE es necesario un objetivo de uso de energías renovables para atraer inversiones al sector. Sin embargo, esto no se traducirá en objetivos nacionales a través de la legislación de la UE, es decir, que los Estados miembros tendrán libertad para reformar su sistema energético en función de las preferencias nacionales y de las circunstancias. El objetivo europeo alcanzará mediante el nuevo sistema de gobierno que se basará en los planes energéticos nacionales.
  3. Eficiencia energética: una MEJORA DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA contribuirá a alcanzar todos los objetivos de la política energética de la UE y SIN ELLA NO SE PODRÁ HACER NINGUNA TRANSICIÓN HACIA UN SISTEMA ENERGÉTICO SEGURO Y SOSTENIBLE. Se estudiará el papel de la eficiencia energética en el marco de 2030 cuando se revise la Directiva sobre eficiencia energética a finales de año”.

Fin del contenido principal